10 de mayo violento en Morelos

En Morelos se vivió una mañana de 10 de mayo violenta, al suscitarse dos hechos en las zonas sur y oriente de la entidad.

En el primero de ellos, trabajadores del Centro Femenil de Readaptación Social (CEFERESO), de Michapa (situado en el municipio de Coatlán del Río), que viajaban en un autobús oficial y otros más que estaban a punto de abordarlo,  fueron atacados a balazos en la calle No Reelección, situada en  la colonia Emiliano Zapata del municipio de Puente de Ixtla.

De acuerdo con reportes preliminares, los agresores que portaban chalecos y cubrebocas, huyeron a bordo de un auto Sentra con placas de Guerrero y metros adelante le prendieron fuego.

El saldo fue, de acuerdo a información oficial, de cuatro personas muertas, tres hombres y una mujer, además de dos lesionados.

Se informó que el vehículo oficial (Mercedes Benz color blanco), que diariamente traslada a los empleados federales – entre ellos custodios, personal administrativo y operativo- a su lugar de trabajo, realizó una parada frente al Monumento a la Madre – que esta en la entrada del DIF municipal- para que algunos trabajadores abordaran, en ese momento fue el ataque. 

En otro hecho, en el municipio de Atlatlahucan se registró un intento de linchamiento luego de que policías detuvieron a un hombre acusado de robo.

De acuerdo con testimonios, la población detectó a un hombre que pretendía robar las limosnas y un par de bocinas de la Iglesia de la comunidad de San Miguel y lo retuviero.

Después de una hora arribaron los policías para asegurarlo, pero la población se opuso e intentó arrebatar al presunto delincuente para  hacer justicia de propia mano, los policías se opusieron y de los jaloneos pasaron a las agresiones en contra de ciudadanos, hasta que uno de ellos resultó con lesiones en la cabeza y el cuerpo.

Los elementos policiacos lograron resguardar al hombre detenido y trasladarlo a las instalaciones del módulo de seguridad pública de Atlatlahucan, lugar donde se concentró un centenar de habitantes para exigir la entrega del presunto delincuente.

Finalmente, el detenido fue trasladado a las oficinas centrales para ponerlo a disposición de la Fiscalía General Estatal (FGE).

Hasta el momento ninguna autoridad del gobierno de Cuauhtémoc blanco se ha pronunciado sobre la balacera ocurrida en Puente de Ixtla.