A Mariana “le cortaron la vida cuando estaba en una de sus mejores épocas”: familiares

Familiares de Mariana Leticia Valladares Castañeda, asesinada el pasado viernes 10 en esta ciudad, exigieron justicia por la joven de 21 años y colocaron su imagen en la ofrenda de las víctimas que se montó en los arcos de palacio de gobierno.

“Mariana tenía un gran futuro; era excelente deportista y soñaba con ser diseñadora de modas. Era noble y siempre estaba dispuesta a aprender. Era buena en el tocho, pero le cortaron la vida cuando estaba en una de sus mejores épocas”, señalaron.

Daniel Mendoza Espinosa, primo de la víctima, sostuvo que se han hecho reconstrucciones de lo que sucedió aquel día. Mariana, dijo, habría conocido a sus victimarios esa misma noche en un bar de la avenida Universidad.

Después de las 21:30 del jueves 9, los dos presuntos asesinos –de 17 y 18 años de edad– le ofrecieron llevarla a su casa, pero no lo hicieron así. La llevaron a otro lugar donde le dieron muerte.

“Le arrebataron la vida con una brutalidad que sólo los cobardes lo hacen, porque una mujer es indefensa ante dos hombres. Entonces, sí es doloroso saber cómo sufrió, como la trataron, todo lo que tenían, todo lo que pasó en ese momento”, destacó en entrevista con los medios de comunicación.

Añadió: “Provocándole una golpiza, varios golpes en la cabeza, terminaron con su vida, por una hemorragia cerebral por traumatismo craneoencefálico severo. Fue muy doloroso para la familia. De hecho, muchos de mis familiares no vieron las imágenes. Yo sí tuve acceso a las imágenes y te quedas con el coraje de que no puedes soportar. Por eso queremos que se haga justicia, porque no queremos que estas personas estén en la calle, y deseo que a nadie más le pase porque sí es una pérdida muy dolorosa”, concluyó.

Por separado, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) informó que existen tres quejas sobre los hechos relacionados con el feminicidio de Mariana Leticia. Una de ellas se inició con base en las notas periodísticas del asesinato, señalando como autoridades responsables a la propia Comisión y al gobierno del estado.

Hay otra queja por los dos jóvenes detenidos: Enrique, de 18 años, y LABB, de 17, por “abuso de autoridad y la presunta violación al derecho a no ser sometido al uso desproporcionado o indebido de la fuerza pública”.

La última queja es de Axel N, estudiante de la preparatoria número 1 de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), quien fue detenido y dos horas más tarde puesto en libertad con un “usted disculpe”.

En el documento hecho público esta tarde, la CDHEM informó que la UAEM no presentó queja sobre una “presunta violación a la autonomía universitaria”, luego de que las detenciones se realizaron en sus instalaciones.

También aclaró que en ese caso no se considera que las detenciones sean una violación, dado que “la autonomía universitaria se resume en libertad de cátedra, libertad de ejercicio presupuestal y libertad para organizarse y elegir a sus autoridades”, pero ello no implica extraterritorialidad.

En la UAEM, mientras tanto, un grupo de profesoras y alumnas realizaron una protesta para exigir que se aplique el protocolo para prevenir la violencia y el acoso contra las mujeres estudiantes.

Lamentaron la “naturalización” de la violencia que hoy en día es patente en la sociedad, y exigieron una respuesta institucional a los feminicidios.

Fuente: Proceso