En Morelos dan marcha atrás a 20 años de permanencia de magistrados en el TSJ

En Morelos se dejaron sin efecto los 20 años de permanencia de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes y del Tribunal de Justicia Administrativo, luego de que el Poder Ejecutivo publicó el decreto 427 aprobado por el Congreso de Morelos para terminar con los abusos del gobierno de Graco Ramírez, al promover ese beneficio como recompensa a la buena relación que mantenía con los titulares del Poder Judicial, mismo que fue  avalado por la legislatura pasada, también por favores políticos.

De tal forma que con esta nueva medida, se regresa a 14  años al frente de una magistratura.

Por lo anterior, María del Carmen Verónica López, magistrada presidenta hasta el pasado martes,  debía dejar el cargo, no sólo como presidenta sino también como magistrada porque su periodo de 14 años concluyó el 4 de julio pasado y, debido a que a las 12:01 de la mañana del miércoles causó efecto dicho decreto, así explicó Andres Hipólito Nieto, magistrado decano.

Hipólito Nieto detalló que aún y cuando Cuevas López haya promovido alguna acción legal, el pleno tiene que suplir la ausencia del presidente del TSJ.
Y con base en el artículo 36 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y el artículo 2 del Reglamento Interno que le otorgan la calidad de decano y primer magistrado, asumió la representación provisional del TSJ y convocó a las 13: 00 horas a una sesión solemne de pleno para nombrar a quien ocuparía la presidencia hasta mayo de 2020.

Mientras se realizaba dicho anuncio, personal de confianza de Cuevas López, ordenó el desalojo del edificio argumentado una amenaza de bomba.

Y en medio de la movilización del personal de Protección Civil y la Guardia Nacional, inició la sesión, misma que por falta de quórum, debido a que sólo se presentaron nueve magistrados y a la supuesta amenaza de bomba, fue cancelada.

En el pleno, los magistrados asistentes (entre ellos Carlos Iván Arenas Ángeles, Norberto Calderón Ocampo y Bertha Leticia Mendoza), lamentaron la inasistencia de sus homólogos y condenaron que se haya utilizado una estrategia del miedo al simular una amenaza de bomba y, determinaron convocar nuevamente a una sesión para este jueves por la tarde.

Desde los primeros minutos de la publicación del decreto, María del Carmen Cuevas, aún en su calidad de presidenta del TSJ, argumentó que un acuerdo parlamentario no puede estar por encima de  la reforma que amplió el periodo a 20 años y por ende, no puede ser destituida.

De manera inmediata Cuevas López presentó un amparo ante el Poder Judicial de la Federación, argumentado entre otras cosas, la violación a sus garantías constitucionales.

Ayer por la noche, el juez  le otorgó suspensión provisional y con ello podría quedar al frente hasta mayo del 2020. 

Cuauhtémoc Blanco,  gobernador de Morelos, negó que se trate de una revancha y dijo que en realidad,  la decisión estuvo en la cancha del Legislativo y no del Ejecutivo. 

Por  ahora, al interior del Tribunal Superior de Justicia, prevalece tensión y división debido a que  nueve magistrados encabezados por Andrés Hipólito Prieto,  aseguran que la suspensión provisional promovida no tiene efecto porque el proceso de amparo inició fuera de tiempo jurídico, porque ya se había materializado el decreto.

Este día se elegirá al nuevo titular del TSJ.