Justifica el PRI su voto a favor del endeudamiento; fue por los damnificados: AMG

“Los diputados pertenecientes al grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tomaron una decisión responsable al ponerse del lado de las familias damnificadas por el sismo del pasado 19 de septiembre. La aprobación del crédito de dos mil millones pesos, dirigidos expresamente a la reconstrucción, es un acto de congruencia y sensibilidad ante las cuantiosas pérdidas que sufrieron miles de morelenses”, señalaron representantes priistas.

Con la aprobación del crédito será posible aportar una cantidad similar a la del FONDEM destinada a Morelos, cuyos recursos de procedencia federal ascienden a los 1,600 millones de pesos, duplicando ya con los recursos estatales, la capacidad de apoyar a las familias afectadas por el terremoto. Sin embargo, para el caso de los damnificados que no ingresaron a ese fondo de apoyo, dado que habitan en zonas federales o en barrancas y, que también requieren urgentemente de la ayuda pública, se aprobó una partida crediticia de otros 400 millones de pesos, dirigidos exclusivamente al fondo que se denominará FONDER.

Los miembros del grupo parlamentario del PRI llevaron a cabo profundas y serias reflexiones, con base en el análisis de las necesidades de la población afectada en los diferentes municipios del Estado de Morelos, llegando a la conclusión de que de ninguna manera debían ser ajenos a esta problemática que debía de enfrentarse de manera inmediata, logrando el consenso de votar la aprobación del crédito de manera unánime al interior de la bancada priista.

Los justos reclamos de la sociedad morelense que se vio seriamente afecta por el sismo del denominado 19S, podrán ser atendidos con prontitud y oportunidad, ya que el voto de los legisladores priistas fue sustantivo para logar la aprobación del crédito para apoyo a los damnificados. La sensibilidad, el compromiso con la sociedad y la congruencia fueron privilegiados por los diputados, por encima de cualquier tipo de estrategia partidista o electoral.