“Yo no me robé nada” advierte rector Alejandro Vera en carta abierta

Alejandro Vera Jiménez, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), denunció que es “objeto de una campaña de desprestigio y persecución política por parte del gobierno del Estado de Morelos, que encabeza el perredista Graco Ramírez”, con el fin de anular sus derechos políticos para contender a un cargo de elección popular para el 2018.

Lo anterior, tras las acusaciones en su contra de peculado de mil 433 millones 890 mil pesos y de presunto enriquecimiento ilícito, este ultimó delito también en contra de su esposa la académica María Elena Ávila Guerrero.

Mediante una carta dirigida a la opinión pública, Vera Jiménez explicó que esta campaña “es producto de la posición ético política que he asumido a lo largo de mi gestión como rector de la UAEM, la cual ha molestado al gobernador y a aquellos que se han sentido aludidos por mi posicionamiento crítico ante el acontecer político-social de nuestro Estado, particularmente en lo relativo a la violencia, la inseguridad, la pobreza, los ecocidios y la constante violación a derechos humanos, sociales y colectivos de comunidades y pueblos”.

Refirió que mediáticamente “se me fabricó el delito de peculado y, recientemente, a mí y a mi esposa se nos fabricó el delito de enriquecimiento ilícito, En ambos casos, se integraron carpetas de investigación que se judicializaron sin darme el derecho de conformidad con el debido proceso, a conocer y desvirtuar las falsas imputaciones”.

El académico advierte que esas maniobras políticas “tienen el propósito de anular mis derechos políticos para contender por un cargo de elección popular en las próximas elecciones, de acuerdo a lo establecido en la legislación vigente en la materia, en el supuesto caso de que así se le decidiera”.

Y refiere que estas violaciones a sus derechos han sido impulsadas por Juan Salazar Núñez, nombrado ilegalmente , por el Congreso del Estado de Morelos , como fiscal anticorrupción.

En el documento aclara los inmuebles que conforman su patrimonio y el monto total de los mismos, que asegura fue adquirido con el esfuerzo de su trabajo y el de su esposa por 30 y 25 años respectivamente.

Detalló que la casa que habitan; ubicada en el Desarrollo Paraíso Contry Club, en el municipio de Emiliano Zapata, “la adquirimos en diciembre del 2016 por un monto de $6,400.00, de los cuales dimos un enganche de $2, 560,000.00 con recursos provenientes de la venta de nuestra anterior vivienda, el resto lo estamos pagando a la inmobiliaria en mensualidades con nuestros salarios”.

Sobre el departamento que tienen en el Fraccionamiento Sitio del Sol, situado en el municipio de Cuautla, refiere que lo adquirieron en agosto del 2013 por un monto de $850,000.00, “mismo que empezamos a pagar con nuestros salarios desde el 1 de agosto del 2011, ya que lo adquirimos en preventa. Actualmente está en venta para ayudarnos a pagar las mensualidades de nuestra vivienda”.

Referente al departamento en el que viven sus hijas, situado en la colonia Atlacomulco, en Cuernavaca, menciona que fue adquirido en octubre de este 2017 por un monto de $1,425,00.00 “aplicando mi subcuenta de vivienda en el Infonavit , a través de un crédito COFINAVIT”.

Menciona que tienen un vehículo SEAT Ibiza , dos puestas, que adquirió en 2016 por un monto de $232,500,00 con un crédito que ya fue liquidado.

“El valor de nuestro patrimonio es de $8,907, 500.oo de los cuales debemos aún la cantidad de $365,00.00, Además, mi esposa y yo contamos con un ahorro en cuentas bancarias de $500,00.00 producto de nuestros salarios y de muestra percepción por concepto del Sistema Nacional de Investigadores”, añadió el rector de la UAEM.

Y reiteró que todo “lo puedo demostrar voluntariamente ante los tribunales sin que me liberen una orden de aprehensión violentando nuestras garantías y derechos humanos”.

La carta la cierra con “deseo que la información brindada ayude aclarar que no soy un delincuente y que no he deshonrado mi compromiso como universitario y como ciudadano (…) que ayude a esclarecer que el problema financiero de la institución que represento, no es producto de un desfalco si no de problemas estructurales no atendidos por el Estado”.

Se debe recordar que las autoridades universitarias ha informado que el gobierno estatal adeuda casi mil millones de pesos al cierre de este ejercicio, debido a que no ha entregado el 2.5% del presupuesto total de egresos del Estado.