Salud inició transferencia de 6 mil millones de pesos a los estados

La Secretaría de Salud inició la transferencia de 6 mil 071 millones de pesos a 31 entidades federativas, para la puesta en marcha del Programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para Población sin Seguridad Social Laboral.

Este programa tiene como objetivo fortalecer 5 mil 101 centros de salud y 221 hospitales comunitarios, en su infraestructura, abasto de medicamentos, insumos y personal médico, informó la subsecretaria de Integración y Desarrollo del Sector Salud, Asa Christina Laurell.

De acuerdo con un comunicado, la funcionaria puntualizó que esta medida contribuirá a garantizar que los servicios que se ofrezcan en esas unidades serán de calidad, porque contarán con infraestructura digna, que implica la remodelación, rehabilitación conservación, mantenimiento y equipamiento.

En conferencia de prensa, la subsecretaria Christina Laurell señaló que hoy inicia la firma de convenios para la transferencia de recursos a las entidades federativas, como se tenían asignados desde enero pasado, ya que estaban etiquetados para Prospera en su componente de Salud.

Los convenios especifican las áreas a las que se orientarán los recursos y que son, sobre todo, a las zonas más desprotegidas, y la distribución a cada estado se hará en función de la densidad poblacional y grado de marginación, lo cual garantiza la operación del programa.

“Ha sido un proceso de alrededor de dos meses para darle forma a los convenios, que permiten que haya plena transparencia”, dijo la funcionaria.

La subsecretaria detalló que del presupuesto que se distribuirá a los estados, mil 77.4 millones son para personal, mil 063.4 millones para medicamentos y otros insumos, 945.6 millones para obra y 685 millones para equipo médico que, en total, suman 3 mil 771.4 millones de pesos. Asimismo, se transfirieron mil 342.9 millones de pesos para atender las necesidades de las clínicas rurales de IMSS Bienestar.

El director general de Planeación y Desarrollo en Salud, Alejandro Vargas García, dijo que se decidió trabajar en la dignificación de unidades, en la contratación y reubicación del personal médico y de enfermería, así como en la compra de equipamiento.

“El objetivo es garantizar unidades que presten servicios integrales a las comunidades de más alta marginación, particularmente de pueblos originarios”, precisó.

Finalmente, aclaró que no se interrumpirá la atención en los Centros Regionales de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana (Ceredis) que han funcionado con recursos de Prospera. Estos centros seguirán atendiendo a menores de escasos recursos o que viven en comunidades de difícil acceso, y que presentan problemas neurológicos o de aprendizaje, indicó.

Fuente: Proceso