Con suposiciones ilegales, Alberto Capella culpa a presuntos criminales de familia asesinada en Cuauhnáhuac

De manera ilegal y arbitraria, el comisionado estatal de seguridad pública, Alberto Capella Ibarra, pretende esclarecer con meras suposiciones el asesinato de dos niños y de su padre, ocurrido la mañana de ayer lunes sobre la avenida Cuauhnáhuac, con lo que incluso pretende evadir su responsabilidad ante las reiteradas omisiones en las que ha incurrido en el ejercicio de sus funciones.
Ayer por la mañana se registraron los hechos en los que desde un vehículo en movimiento, se realizaron disparos con arma de fuego en contra de los ocupantes de un vehículo tipo Jetta, color azul con placas de circulación PZY-6866 del Estado de Morelos.
En el vehículo tipo Jetta viajaban un total de nueve personas, José Ignacio de 24 años occiso (conductor). Patzi de 20 años esposa del conductor, sin lesiones. Amainari de 22 años, lesionada en cráneo y trasladada al IMSS, cuñada del conductor.
Los menores hijos de José Ignacio, que lamentablemente perdieron la vida; Ani Nicole de un año y medio de edad y Erick Alexander de seis años. Nitza de 20 años quien resultó lesionada, Ignacio Alejandro de 24 años con una lesión en el brazo izquierdo, hermano del conductor fallecido; su menor hija Eimi Alexandra de un mes de nacida quien resultó sin lesiones y Natanael de 18 años de edad lesionado, quien es primo de Amainari.
Cabe mencionar que la familia regresaba de los juzgados federales ubicados en la Colonia Villas Deportivas de Cuernavaca, frente a una plaza comercial, en donde el hoy occiso, minutos antes habría firmado por un proceso en libertad, toda vez que en el año 2011 fue asegurado por el delito de allanamiento al introducirse armado a un domicilio, en busca de otra persona.
Frente a esos sangrientos hechos, el comisionado estatal de seguridad pública, subió a las redes sociales de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, dos videos en los que basa sus dichos y supuestas investigaciones en meras conjeturas y suposiciones, sin contar con pruebas contundentes que permitan el esclarecimientos de los sucesos violentos.
En el primer video, Alberto Capella, hace graves conjeturas de los supuestos hechos y hasta de las causas que derivaron el ataque a balazos en contra de los integrantes de dicha familia. Por si fuera poco, exhibe una camioneta color gris, de donde supuestamente, sus ocupantes dispararon. En ese video pide la colaboración de los morelenses para que aporten datos de los ocupantes de dicha camioneta.
En el segundo video, Alberto Capella presupone, sin prueba alguna, que los presuntos criminales que atacaron y asesinaron a los dos niños y al padre de éstos, fueron criminales que habían sido detenidos en el mes de marzo del 2016 y que fueron puestos en libertad por las autoridades judiciales. Incluso deja entrever actos de corrupción de los juzgadores del Tribunal Superior de Justicia.
Sin embargo, sus dichos no tienen pruebas científicas que aporten datos contundentes sobre los autores materiales del asesinato ocurrido sobre la avenida Cuauhnáhuac, a plena luz del día, con lo que prácticamente Alberto Capella pretende evadir su responsabilidad ante los actos de omisión en los que ha incurrido en el ejercicio de su cargo como comisionado estatal de seguridad pública.