‘Van a despertar al dragón’, amenaza ‘Cuau’ a legisladores

El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Braco, expresó a los diputados de la LIV legislatura que será problema de ellos si no aprueban el paquete presupuestal 2019, retrasado desde hace seis días debido a la división que hay al interior del legislativo. En tanto, advirtió que “un día van a despertar al dragón y voy a sacar muchas cosas”.

“Si no lo quieren aprobar allá ellos, nos vamos con el del 2018, yo ya dije no más peleas, este 2019 nos tenemos que poner a chambear y a trabajar por la gente, siempre he dicho que calladito me veo más bonito, yo tengo compromiso con la gente y creo que hicimos un gran esfuerzo para convencer a la gente”, detalló.

La aprobación del presupuesto se entrampó debido a que un grupo de 15 diputados de Morena, PT, Humanista, Movimiento Ciudadano, PRD, Nueva Alianza y PSD se negaron a aprobarlo.

Los legisladores justificaron su decisión al considerar que el presupuesto no era austero. Acusaron, por ejemplo, la inclusión del reemplacamiento, el cual ven innecesario, así como el recorte a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), lo que frenaría su rescate financiero.

La discusión evitó que el pasado 4 de enero se votara el dictamen, por lo que se decretó un receso para el 8 de enero, ello para encuadrar las propuestas de los diputados opositores y de los que han avanzado en la modificación del planteamiento inicial del Ejecutivo.

Blanco Bravo lamentó que los diputados actúen así, dado que algunos de ellos se sumaron en campaña a su proyecto e incluso los ayudó con material utilitario porque en sus partidos políticos no los respaldaban, dijo.

“Un día, ya les dije, yo me he vuelto muy tranquilo, muy mesurado antes en la cancha me transformaba, ya les he dicho no me saquen el dragón, ya estuvo bien, nos tenemos que poner a trabajar por la gente, algún día va a salir el dragón, no lo saquen”, señaló.

En tanto, mencionó que en este divisionismo están Rabíndranath Salazar, Yeidckol Polenvsky y Zoé Robledo. “Les estorbo, ya se los dije, les molesta que quiera trabajar por la ciudadanía”, insistió.

Asimismo, Blanco Bravo reiteró que en su afán de mantener la paz, también aseguró que ayudará a Cuernavaca y habrá coordinación en materia de seguridad con el ayuntamiento, pero antes pidió al actual presidente municipal, Francisco Antonio Villalobos Adán, que deje de hacerse víctima, porque habrá diálogo con los alcaldes de los 37 municipios.

“Él se quiere hacer la víctima, yo no le he hecho nada, ni lo conozco, ni sé nada de él, sólo una vez lo vi cuando se coló en un evento de Andrés Manuel López Obrador, yo les dije, yo no soy igual que el que acaba de salir (Graco Ramírez) todos los presidentes municipales tendrán mi apoyo, sin colores, de varios sabores todos tienen apoyo mío, si el señor se quiere hacer la víctima no le voy a seguir el juego, hay varios políticos de antes atrás de él, se está juntando la misma roña, Graco, el hijastro (Rodrigo Gayosso), yo tengo compromiso con la gente y a Cuernavaca le voy ayudar yo”, concluyó.

Por su parte, el edil se pronunció a favor de que el gobernador a la capital del estado, porque durante su gestión “le quedó a deber mucho a Cuernavaca y si él va ayudar como dijo, pues bienvenido ya llegará el momento en que trabajen juntos los dos órdenes de gobierno”, manifestó el edil.

En este marco, Villalobos Adán reiteró que encontró un ayuntamiento con finanzas turbias y que no será omiso en caso de que existan irregularidades de la administración pasada, la cual dirigió el propio Blanco Bravo.

Fuente: El Financiero