Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos pide a AMLO que consulta sólo se realice en pueblos afectados

Integrantes de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos respondieron al presiente de la República Andrés Manuel López Obrador, que no son radicales de ultraderecha como los llamó el pasado domingo durante su visita a la entidad, para anunciar la realización de la consulta ciudadana, en la que se definirá si se pone en funcionamiento o no la termoeléctrica, situada en la comunidad de Huexca del municipio de Yecapixtla.

Aclararon también que la lucha de resistencia al Proyecto Integral Morelos, que incluye en la primera etapa una termoeléctrica, un gasoducto y un acueducto, la iniciaron desde el 2010 y no ahora que él es presidente.

Saúl Roque Morales, integrante del Consejo de Pueblos, explicó quiénes son los que se oponen a la imposición del megaproyecto; “nosotros no somos de esa posición de radicales como se menciona, nosotros somos campesinos, amas de casa, es decir, toda la población que estamos viviendo en esta zona y no queremos que se nos afecte, entonces es un derecho que nos corresponde”.

En una carta abierta que le dirigieron a el mandatario federal, le recuerdan también que quienes están en la resistencia son esas personas que a lo largo de más de un sexenio fueron reprimidos, detenidos, torturados y encarcelados y, que él mismo ha citado en sus discursos.

“Entre ellos Teresa Castellanos y su familia, quienes están bajo amenaza por su activismo y hoy está bajo la protección del Mecanismo de Protección a Defensores y Periodistas y que junto con Aurora Valdepeña, ganaron el Premio a la Creatividad de la Mujer 2018 de la Fundación de la Cumbre Mundial de Mujeres con sede en Suiza”.

“Jaime Domínguez, quien fue torturado y encarcelado en el primer trienio de la administración de Graco Ramírez y, hoy es Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo” y Juan Carlos Flores Solís, quien fue un preso político en el estado de Puebla durante la administración de Rafael Moreno Valle”, se lee en la carta.

Para los miembros de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, la consulta ciudadana, que pretende realizar el presidente de México el próximo 23 y 24 este mes, es ilegal y violenta el derecho a la consulta de los pueblos indígenas en el convenio 169 de la OIT, el cual establece que toda consulta debe ser previa, libre, informada y culturalmente adecuada y por tratarse de territorio indígena, debe realizarse únicamente con las comunidades afectadas.

Ernesto Alvarado, también integrante de la asamblea, exigió a López Obrador que la consulta se realice únicamente con los pueblos afectados, tal como lo establece el protocolo de consultas indígenas; “consideramos que la población que no será directamente afectada podría decidir sin conciencia y con total desinformación”, aseveró.