Desde el congreso exhortan a atender carencias en el Hospital G. Parres

La LIV Legislatura aprobó un acuerdo dirigido al secretario de salud y al director general de los servicios de salud.

Por unanimidad, congresistas de la LIV Legislatura aprobaron emitir un exhorto al secretario de salud estatal, doctor Marco Antonio Cantú Cuevas y al director general de los servicios de salud, doctor Héctor Barón Olivares para que atiendan a la brevedad las carencias administrativas y operativas del Hospital General José G. Parres.

Fue el diputado José Luis Galindo Cortez, presidente de la comisión de salud del Congreso del Estado, quien propuso el exhorto y al hacerlo, pidió llamar a las autoridades citadas a resolver lo relativo al conflicto generado con los médicos, enfermeras y personal administrativo, que el 3 de octubre del presente año se manifestaron de brazos caídos ante la falta de insumos, medicamentos y la negativa de reparar los daños sufridos en la infraestructura del nosocomio.

El legislador petista destacó que “a la muerte de nueve niños recién nacidos, ocurrida en el Hospital Parres, denunciada por madres de familia de Cuernavaca, Jiutepec y Temixco y cuya investigación aún no ofrece resultados, se suma la denuncia de una serie de anomalías en ese nosocomio, que de acuerdo con personal médico y administrativo, incluyen desde fuga de aguas negras hasta la falta de insumos, material de curación y medicamentos para brindar una atención correcta a la población”.

Al momento de subir a tribuna, la diputada morenista Elsa Delia González Solórzano, pidió adicionar el acuerdo mediante la solicitud al titular de la secretaría de salud, para que rinda ante el congreso estatal, un informe pormenorizado del estado que guarda en su operatividad, administración y servicios, el Hospital José G. Parres, así como las medidas implementadas para resolver necesidades, carencias y problemática.

“Es lamentable observar que por motivos de tránsito de gobierno los servicios de salud no sean prestados con calidad, no es posible que uno de los hospitales más importantes esté en la crisis que limita al personal que labora ahí, para salvar la vida de los morelenses en casos de urgencia y atención médica primaria”, apuntó.