Firman Pacto de Civilidad 8 aspirantes del PRI a la gubernatura de Morelos

La noche de este lunes al interior de las oficinas del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, en una reunión convocada y encabezada por el líder del tricolor en la entidad, Alberto Martínez González, se llevó a cabo la firma del Pacto de Civilidad entre todos los aspirantes a la candidatura para gobernador del Estado.
Dado que en próximas fechas los priistas sabrán, a través de los presidentes del CEN y del CDE, quién será el candidato común del PRI y PANAL para el gobierno del Estado, signaron el compromiso de que sea quien fuere la persona que encabece la candidatura, respetarán la legalidad.
El Pacto de Civilidad se sustenta en un absoluto respeto y reconocimiento a los Documentos Básicos del Revolucionario Institucional, así como en las leyes e instituciones electorales vigentes en el país y en el Estado de Morelos.
Los aspirantes reconocieron y confirmaron que el CEN y el CDE han participado en la construcción de acuerdos, así como en las etapas y decisiones del proceso interno para la selección de la persona que encabece la candidatura, vigilando la aplicación de las normas estatutarias del partido.
Asimismo, hicieron hincapié en que sólo con la unidad de todos los priistas y de los ciudadanos morelenses se podrá ganar la Presidencia de la República, la gubernatura del Estado, las senadurías, diputaciones federales y locales, así como las presidencias municipales.
A la vez, reiteraron su disposición a respetar la decisión que emitan los órganos partidistas y las autoridades del  PRI, en quienes está depositada la plena y absoluta confianza para seleccionar al mejor cuadro del tricolor para que obtenga la victoria el próximo primero de julio.
También coincidieron en expresar su más enérgico rechazo a la denostación, violencia política y cualquier otro medio o instrumento que vulnere la confianza en el Instituto Político, dirigentes, aspirantes y en su momento, precandidato.
Finalmente, hicieron un llamado a los priistas y a los ciudadanos para “que sean testigos de este acto de civilidad con el que inicia el cambio de rumbo de nuestro Estado y se afiance el futuro de los Morelenses, rumbo a la victoria en las próximas elecciones”.