Escoltas de Angélica Rivera acosan y forcejean con periodista en París

Cuando el periodista Francisco Cobos paseaba en compañía de su hija por la avenida Champs Élyseés, en París, vio que Angélica Rivera comía con sus hijas en una terraza y decidió acercarse para grabar un video, pero fue retenido y acosado por dos hombres que se identificaron como miembros del Estado Mayor Presidencial.

Eran las 3 de la tarde cuando Cobos, periodista de larga trayectoria, fue retenido en la vía pública mientras los sujetos, quienes llevaban bolsas de mano, intentaban arrebatarle el teléfono celular, hasta que uno de ellos lo tomó del brazo y le puso la mano dentro de una bolsa negra:

“Mira, aquí está mi pistola. Tómala como garantía mientras veo tu celular para que sepas que no me voy a ir corriendo, sólo necesito ver lo que grabaste y que lo borres”, contó Paco Cobos, entrevistado por Apro vía Skype.

Este lunes, el periodista subió un video a su cuenta de Facebook, captado el domingo alrededor de las 3 de la tarde, en el que explica lo ocurrido.

“Me voy a acercar a ver qué es lo que pasa”, anuncia en el video, donde señala que intentaba documentar la presencia de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto en la capital francesa.

De repente la grabación se va a negros, y con texto el periodista denuncia que dos personas le impidieron acercarse y lo obligaron a borrar las imágenes que había obtenido hasta ese momento. Buscaron arrebatarle el teléfono y llevarlo detenido.

En la entrevista, Cobos identificó a uno de los escoltas de Rivera, que en el video se distingue de camisa azul, quien dijo que era teniente del Ejército Mexicano, adscrito al Estado Mayor Presidencial, y fue el más agresivo.

Francisco Cobos, reportero en el noreste mexicano y Texas, actualmente corresponsal de la cadena Univisión en Monterrey, Nuevo León, aseguró que le pidieron identificarse y borrar el video.

Escondida detrás de un macetero, su hija de 15 años grabó el momento del acoso de los guardias a su padre, sin que éstos se percataran, por lo que pudo documentar los hechos.

Tras convencerlos de que los dejaran ir, el periodista aseguró que los siguieron por varias cuadras.

En la entrevista con Apro explicó que el forcejeo fue cuando intentaban arrebatarle el celular y lograron borrarle dos clips. Cuando ya se alejaba, uno de los agresores los siguió por varias cuadras e inclusive los invitó a volver al restaurante para tomarse una fotografía con “la señora”.

A lo largo del sexenio, la familia presidencial y particularmente la primera dama han sido objeto de escándalos por los viajes internacionales, compras en prestigiadas tiendas del extranjero en Las Vegas y Dubai, así como por visitas a lugares que frecuenta el jet set internacional, como Australia, entre otros.

Dos fotografías que el periodista rescató del incidente:

Fuente: Proceso