Hijo de un exjudicial, involucrado en el secuestro del hijo de una jueza de Morelos

Sin resultados favorables de la Fiscalía General de Morelos sobre el paradero de Fabián Tonatiuh Tlapango Flores de 21 años de edad, hijo de una juez del Tribunal Superior de Justicia, que continúa desaparecido desde hace más de 100 días, a pesar de la detención de tres personas, entre ellas el hijo de un ex judicial integrante de un grupo de antisecuestros en la época del ex gobernador Jorge Carrillo Olea.

El joven, estudiante del séptimo semestre de Ingeniería Civil en el Tecnológico de Zacatepec, continúa desaparecido pese a la captura de Alfredo M. D., alias “El Coco”, quien se desempeñaba como oficial judicial adscrito a los Tribunales de Juicios Orales; así como de Jonathan Valenzuela R., alias “El Jonas” quien laboraba en el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA) y de Víctor Jaime, presuntamente, auxiliar de una agencia del Ministerio Público.

A principios del mes de diciembre del 2016, los agentes de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro y Extorsión (UECS) fueron los encargados de la detención de los tres individuos, quienes después fueron vinculados a proceso penal, pero el pasado siete de enero del 2017, la Jueza de Control concedió a la Fiscalía General de Morelos la ampliación del cierre de investigación a tres meses, en el caso del proceso en contra de  los implicados en el secuestro de Fabián Tonatiuh Tlapango Flores.

Pese a que existen tres personas detenidas, el personal de la Fiscalía General y la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro y Extorsión no ha logrado saber dónde se encuentra Tlapango Flores, quien fue reportado como desaparecido el pasado ocho de octubre del 2016, tras haber salido de la empresa de plantas tratadoras de su padre en la Colonia Antonio Barona, en Cuernavaca.

Según, Fabián Tonatiuh Tlapango Flores fue invitado por los ahora imputados y otra persona, a una fiesta e inauguración de un bar en el Estado de México. Días después, las autoridades realizaron un operativo y cateo en un domicilio, en el cual había estado el joven, pero al llegar no encontraron a nadie.

En relación a los detenidos, en la página oficial del Poder Judicial de Morelos, Alfredo “N”, tenía un cargo de oficial judicial “B” adscrito a los Juzgados de Control y Juicios Orales del Primer Distrito con sede en Cuernavaca, con un sueldo aproximado a los nueve mil pesos mensuales, además de que también se reveló que trabajó como auxiliar del juez, Roberto Becerra.

Alfredo “N” procesado por el secuestro de Fabián Tonatiuh Tlapango Flores, presuntamente es primo de un hombre identificado como Carlos Axel “N”, quien fue empleado del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), y quien también estaría relacionado con la desaparición.

En el mes de marzo del 2016, Carlos Alexis estuvo involucrado en una riña, en plaza marina, ubicada en la Colonia Vista Hermosa del municipio de Cuernavaca, donde disparó contra dos guardias de seguridad. En septiembre del 2016, Carlos Axel “N”, fue puesto en libertad, debido a que el Ministerio Público de la Fiscalía General, no logró acreditar los testimonios de las dos víctimas.

En relación a otro de los detenidos de nombre Jonathan Valenzuela, se logró saber que su padre es identificado como Raúl Valenzuela Farfán, ex policía judicial e integrante del grupo antisecuestros en la época del ex gobernador Jorge Carrillo Olea. El ex policía se encargó de realizar la investigación sobre el secuestro de una joven, cuyo progenitor es director de una universidad privada en el Estado de Morelos.

En el 2016, Raúl Valenzuela Farfán, fue asignado como nuevo secretario de seguridad de Temixco, pese que no  aprobó los exámenes de control de confianza. Meses después, en junio del mismo año, el ex agente policíaco presentó su renuncia ante los señalamientos de presuntos nexos con organizaciones delictivas.
El caso de Fabián Tonatiuh Tlapango Flores se suma a una larga lista de personas que están desaparecidas en el Estado de Morelos y de las cuales, las autoridades no tienen resultados favorables sobre su paradero.