Inicia año preelectoral a tambor batiente

Inicia año preelectoral a tambor batiente / Proselitismo político y reacomodo de fuerzas

Con el inicio del año marcado en el calendario político como preelectoral, arrancaron a tambor batiente en Morelos, las campañas de partidos y el proselitismo de grupos y organizaciones sociales con miras a la contienda electoral del 2018.

Las jornadas del proselitismo electorero se intensificaron con el reacomodo de fuerzas y renovación de cuadros al interior de los distintos partidos, así como para la construcción de alianzas políticas, además del surgimiento y formación de grupos civiles y asociaciones de los diversos sectores sociales de la entidad.

En las últimas semanas acapararon la atención de la opinión pública, la desbanda de un grupo de 50 perredistas que decidieron afiliarse a MORENA, al considerar que el partido que dirige en la entidad Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro del gobernador Graco Ramírez, ya no los representa.

Por otra parte, la diputada priísta Beatriz Vícera Alatriste, presidenta de la mesa directiva del congreso local, renunció a su militancia en el Partido Revolucionario Institucional para vestirse con la camiseta del sol azteca. Trascendió que este cambio de estafeta de la legisladora local, obedeció a macados intereses económica, a los que de manera fácil sucumbió.

De igual manera, en el partido blanquiazul se dio el enroque en la coordinación del grupo parlamentario con el relevo del diputado Carlos Alanís y en su lugar fue designado el doctor Víctor Caballero Solano.

Lo anterior, a fin de apuntalar desde el poder legislativo la fuerza política de ese instituto político, en donde también se llevaron a cabo cambios en la estructura del comité ejecutivo municipal de Cuernavaca, para abrirle paso al grupo compacto del veracruzano Javier Bolaños Aguilar, quien buscará contender por la gubernatura en las elecciones del próximo año.

Además, ya es casi es un hecho que el ex dirigente del PRI estatal y candidato perdedor al gobierno de Morelos, Amado Orihuela Trejo, renuncie a su militancia al tricolor para afiliarse al partido que dirige Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro del gobernador perredista Graco Ramírez.

Ante ese escenario, el pasado fin de semana, se consolidó la conformación del Frente Amplio de Organizaciones Sociales del estado de Morelos, bajo la consigna de las más de mil organizaciones civiles que la integran de “no volver a dar su voto a los partidos políticos que han traicionado, engañado y robado al pueblo con sus falsas promesas y decisiones que sólo han lesionado a los que menos tienen”.

Apadrinados por el senador perredista Isidro Pedraza, líderes sociales, políticos, sindicales, indígenas, magisteriales, y abogados, y colonias del estado se constituyeron para conformar un grupo unido que los defienda de los embates y abusos del gobierno, con miras a alcanzar el poder político en 2018.

En voz del empresario Arnulfo Montes Cuen, la consigna unánime fue contundente: “Ni un voto más patrocinado por los carteles del narco, ni un sufragio más para esos partidos y esa clase política tradicional, que sólo han llegado a saquear las arcas del gobierno, a endeudar al pueblo, a engañarnos con falsas promesas y a no cumplir su palabra de honor”. Nosotros mismos seremos un frente político social unido, y fuerte que va a cambiar el rumbo de las elecciones en 2018, porque representamos a más de 120 mil familias del estado”.

En el acto constitutivo del congreso, Montes Cuen aclaró que “este no es un acto de masas, es un evento de líderes con representatividad real en cada rincón del estado, tenemos mesas de trabajo en materias de seguridad, de empleo, de desarrollo, de justicia, de obras, de carencias y de educación y salud, cuyos resolutivos serán el eje central sobre el que va a caminar el congreso que da vida a OSCEM”.

Reunidos en el salón de petroquímicos de la CTM en Jiutepec, dirigentes de la UFIC como Florencio Ixpango Merino, resaltaron la problemática de la clase campesina, y el abandono del gobierno del estado para la gente de las zonas rurales, la ausencia de atención, si siquiera no oyen, ni nos reciben, el campo y su gente estamos en el abandono.

El frente tiene también por objeto echar a andar proyectos económicos de desarrollo y mejoras materiales en muchas zonas del estado, como en la zona oriente donde se pelea la propiedad y el usufructo del agua.

Esta organización busca resolver los conflictos que tanto le duelen a los Morelenses: como la lucha por la regularización de la franja del Texcal que afecta a más de 20,000 familias. En las diferencias podemos encontrar coincidencias.