La pobreza impulsa una epidemia global de muertes prematuras, alerta la Ssa

El secretario de Salud, José Narro Robles, alertó que la pobreza está impulsando una epidemia global de muertes prematuras por enfermedades no transmisibles (ENT), debido a que la precarización genera barreras para acceder a medicamentos, productos médicos y tecnología.

Al presentar el informe “Es hora de actuar”, Narro Robles advirtió que no será posible alcanzar, en el 2030, el Objetivo de Desarrollo Sostenible sobre la reducción en una tercera parte de la tasa de mortalidad por enfermedades no trasmisibles, mismas que provocan el 71% de decesos a escala mundial.

Sin embargo, informó que se pueden aprovechar los 12 años restantes para disminuir los fallecimientos y los factores de riesgo, con la finalidad de darle a la población mejores condiciones de salud y calidad de vida.

Al comentar el reporte elaborado por la Comisión Independiente de Alto Nivel de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que pertenece, Narro Robles especificó que se trata de enfermedades no trasmisibles como el cáncer, la diabetes, la insuficiencia renal, los padecimientos cardiovasculares, respiratorios y los trastornos mentales.

Es por ello que la OMS exhortó a los 21 expertos, miembros de la Comisión Independiente de Alto Nivel de la OMS sobre Enfermedades no Transmisibles, para elaborar un informe que identifique formas innovadoras de reducir las principales causas de enfermedad y muerte en el mundo.

Narro Robles explicó que, con base en los trabajos realizados por la Comisión, con expertos y en la consulta pública, se conjuntaron una serie de propuestas sistematizadas en seis grandes apartados, que serán presentados ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) el próximo 27 de septiembre en Nueva York.

Entre ellas, destaca: comenzar desde el principio con el liderazgo y responsabilidad de las autoridades gubernamentales, priorizar e intensificar las necesidades de salud pública; integrar y ampliar la cobertura sanitaria universal, así como colaborar y reglamentar modelos normativos más efectivos.

También se recomienda desarrollar un nuevo paradigma económico para financiar las actividades relativas a las enfermedades no transmisibles y la salud mental, y promover la rendición de cuentas, abundó el titular de la Ssa.

En el informe, explicó Narro Robles, se especifica que “la epidemia global de muertes prematuras por enfermedades no transmisibles está impulsada por la pobreza, flagelo que genera barreras para acceder a medicamentos, productos médicos y tecnología”.

A ellos se suma “el impacto de la globalización y el comercio de productos nocivos para la salud, como tabaco, alcohol y alimentos no saludables, y por la urbanización acelerada, la cual conduce a la inactividad física y envejecimiento de la población”.

La comisión también abordó los trastornos de salud mental como segunda causa de discapacidad a escala mundial y primera de muerte entre la población juvenil.

En su intervención, el representante OPS/OMS en México, Juan Manuel Sotelo, reconoció los esfuerzos de la dependencia mexicana para hacer frente a las ENT, y “ejemplo de ello es el hecho, sin precedente en el mundo, de emitir una alerta epidemiológica en materia de sobrepeso, obesidad y diabetes, así como la imposición de impuestos a bebidas azucaradas.

“Hemos visto en OPS y OMS con mucho beneplácito estas decisiones del gobierno mexicano y una vez más hemos comprobado que México sigue dando un buen ejemplo al mundo en salud”, subrayó Sotelo.

Fuente: Proceso